Pepinillo es quizás el único bar de Ourense que ha cumplido dos cosas:

  • 70 años en 2016.
  • Durante todo este tiempo el negocio ha ido pasando de generación en generación, padres e hijos dan continuidad a la fórmula  que hace que nuestros bocadillos sean un imprescindible en la ciudad desde 1946.